25 El podera de Moab ha desaparecido;¡su fuerza está abatida!—afirma el SEÑOR—.