29 Los fuelles soplan con furor,y el plomo se derrite en el fuego,pero los malvados no se purifican;¡de nada sirve que se les refine!