22 No hay lugares oscuros ni sombras profundasque puedan esconder a los malhechores.