10 Aun así me quedaría este consuelo,esta alegría en medio de mi implacable dolor:¡el no haber negado las palabras del Dios Santo!