34 —Ciertamente les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado —respondió Jesús—.