4 El problema es que se han infiltrado entre ustedes ciertos individuos que desde hace mucho tiempo han estado señaladosa para condenación. Son impíos que cambian en libertinaje la gracia de nuestro Dios y niegan a Jesucristo, nuestro único Soberano y Señor.