41 Elevemos al Dios de los cielosnuestro corazón y nuestras manos.