7 quien los ofrecerá ante el SEÑOR. Así el sacerdote hará propiciación por la mujer, y la purificará de su flujo de sangre.»Esta es la ley concerniente a la mujer que dé a luz un niño o una niña.