21 »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios.