46 «Escrito está —les dijo—: “Mi casa será casa de oración”;a pero ustedes la han convertido en “cueva de ladrones”.b»