13 Él envió a dos de sus discípulos con este encargo:—Vayan a la ciudad y les saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua. Síganlo,