10 pues como había sanado a muchos, todos los que sufrían dolencias se abalanzaban sobre él para tocarlo.