41 La tomó de la mano y le dijo:—Talita cuma (que significa: Niña, a ti te digo, ¡levántate!).