36 Luego tomó a un niño y lo puso en medio de ellos. Abrazándolo, les dijo: