Se seca la higuera

18 Muy de mañana, cuando volvía a la ciudad, tuvo hambre.