36 Y se sentaron a vigilarlo.