35 Además nos comprometimos a llevar cada año al templo del SEÑOR las primicias del campo y de todo árbol frutal,