8 Con su riqueza el rico pone a salvo su vida,pero al pobre no hay ni quien lo amenace.