33 Las suertes se echan sobre la mesa,apero el veredicto proviene del SEÑOR.