25 El que es ambicioso provoca peleas,pero el que confía en el SEÑOR prospera.