4 ¡De ninguna manera! Dios es siempre veraz, aunque el hombre sea mentiroso. Así está escrito:«Por eso, eres justo en tu sentencia,y triunfarás cuando te juzguen».a