25 Pero si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia.