52 Me acuerdo, SEÑOR, de tus juicios de antaño,y encuentro consuelo en ellos.