2 ¡Jerusalén, ya nuestros piesse han plantado ante tus portones!