Pe

16 Vuelve a mí tu rostro y tenme compasión,pues me encuentro solo y afligido.