6 Bendito sea el SEÑOR,que ha oído mi voz suplicante.