9 No seas como el mulo o el caballo,que no tienen discernimiento,y cuyo brío hay que domar con brida y freno,para acercarlos a ti».