Caf

20 Los malvados, los enemigos del SEÑOR,acabarán por ser destruidos;desaparecerán como las flores silvestres,se desvanecerán como el humo.