38 Pero todos los pecadores serán destruidos;el porvenir de los malvados será el exterminio.