10 Nadie puede negar que todos mueren,que sabios e insensatos perecen por igual,y que sus riquezas se quedan para otros.