8 No te reprendo por tus sacrificiosni por tus holocaustos, que siempre me ofreces.