Al director musical. Sígase la tonada de «No destruyas». Mictam de David, cuando David había huido de Saúl y estaba en una cueva.

1 Ten compasión de mí, oh Dios;ten compasión de mí, que en ti confío.A la sombra de tus alas me refugiaré,hasta que haya pasado el peligro.