4 Vuélvete, SEÑOR, y sálvame la vida;por tu gran amor, ¡ponme a salvo!