20 Los insultos me han destrozado el corazón;para mí ya no hay remedio.Busqué compasión, y no la hubo;busqué consuelo, y no lo hallé.