21 Se me afligía el corazóny se me amargaba el ánimo