15 Los que aborrecen al SEÑOR se rendirían ante él,pero serían eternamente castigados.