15 Esta es la ciudad alegreque habitaba segura,la que se decía a sí misma:«Yo y nadie más».¡Cómo ha quedado convertida en espanto,en guarida de fieras!Todo el que pasa junto a ellase mofa y le hace gestos con las manos.