8 La palabra del SEÑOR vino de nuevo a Zacarías. Le advirtió: