18 Como el que enloquece, y echa llamas Y saetas y muerte,