16 Jehová, Rey eterno y perpetuo: De su tierra fueron destruídas las gentes.