14 No menosprecies el don que está en ti, que te es dado para profetizar mediante la imposición de las manos de los ancianos.