4 Estos son los que con mujeres no son contaminados; porque son vĂ­rgenes. Estos siguen al Cordero por dondequiera que fuere. Estos son comprados de entre los hombres por primicias para Dios, y para el Cordero.