23 y a renovaros en el espĂ­ritu de vuestro entendimiento,