13 Saliste para salvar a tu pueblo, para salvar con tu Ungido. Traspasaste la cabeza de la casa del impĂ­o, desnudando el cimiento hasta el cuello. Selah.