15 En su tienda morarĂ¡ como si no fuese suya; piedra de azufre serĂ¡ esparcida sobre su morada.