10 Y volvieron los discĂ­pulos a los suyos.