31 ComerĂ¡n, pues, del fruto de su camino, y de sus consejos se hartarĂ¡n.