24 La corona de los sabios es su sabidurĂ­a; mas lo que distingue a los locos es su locura.