24 No te entremetas con el iracundo, ni te acompañes con el hombre de enojos;