23 El morirĂ¡ por no haberse sometido al castigo; y por la grandeza de su locura, errarĂ¡.